Comunicación y redes sociales II

Mani redes sociales

Ahora hace un año que hablaba, en este mismo blog, de la importancia que han tenido las redes sociales en la comunicación. Y hablaba desde el punto de vista de la importancia que tienen las habilidades comunicativas, como la escucha activa, la empatía y la asertividad en la comunicación a través de las redes sociales.

Las redes sociales se han convertido en un modo de difusión de todo tipo de mensajes. A día de hoy ya no podemos entender la comunicación personal sin la utilización de Facebook, twitter, whatsapp, telegram o cualquier otro canal que nos permita comunicarnos con nuestros círculos de relaciones, tanto personales, como laborales o  de otro tipo.

Además, el éxito y el crecimiento de la utilización de estos canales de comunicación han hecho que también el marketing fije en las redes sociales sus principales estrategias de negocio. El incremento de las campañas de marketing y ventas en redes ha sido constante en los últimos años, haciendo que siga aumentando el interés en su utilización como herramienta de negocio. Las redes sociales permiten a las empresas la interrelación con los consumidores manteniendo el contacto y la participación.

Pero si hay un ámbito donde el impacto que producen las redes sociales tiene especial relevancia, es el político. No sólo por la inmediatez en transmitir los mensajes ni por el alcance y por la repercusión que estos pueden llegar a alcanzar. El análisis de los contenidos que  se intercambian a través de las redes sociales permite a los partidos políticos extraer información muy valiosa.

Si hay que poner mucha atención en los mensajes que transmitimos a través de las redes sociales en el terreno del marketing o las relaciones personales, ni que decir tiene la importancia de hacerlo en los mensajes políticos a través de la redes. Y para ello es clave la elección de los canales que se van a utilizar, el dominio de los tiempos de publicación y respuesta, y sobre todo utilizar  las habilidades comunicativas a las que hacíamos referencia al principio y que vuelvo a repetir dada su importancia, la escucha activa, la empatía y la asertividad.

Sólo teniendo en cuenta estas cuestiones, además de  realizar una estrategia de comunicación definida y trabajada, aspecto a todas luces fundamental, podremos conseguir una comunicación efectiva a través de las redes sociales.

En torno a la marca personal

marca-personal

Si te ven como tú quieres que te vean es que has sabido desarrollar tu marca.

¿Pero por dónde empezar?

Lo primero que hay que hacer es reflexionar y preguntarnos qué es lo que queremos vender?,  ¿qué es lo que queremos transmitir?, ¿cómo queremos que nos vean los demás?

Cuando tengamos las respuestas a esas preguntas deberemos buscar cuales son nuestros valores, que es lo que nos hace diferentes a los demás y construir nuestra marca alrededor de estas dos premisas. Debemos centrarnos en que nuestra marca debe ser algo único, algo que se perciba como diferente ante los ojos de quién nos vea.

Internet y las redes sociales han dado una nueva dimensión al concepto de marca. Ahora somos más visibles que nunca, de ahí la importancia de trabajar para que la imagen que transmitimos sea lo suficientemente fuerte, no debemos olvidar que esa misma facilidad para ser visibles, que tenemos nosotros,  la tiene también nuestra competencia.

Sin olvidar la importancia que tiene el contacto personal en la percepción de los demás sobre nosotros, debemos trabajar para facilitar que nos encuentren de forma rápida cuando nos busquen en internet y para ello es fundamental mantener una presencia activa en las redes.

Pero mantener sólo esta presencia, aunque importante, no es suficiente, a través de las redes sociales debemos compartir contenido, creado por nosotros, que aporte información y tenga interés para nuestros seguidores. Una vez que hayamos conseguido lanzar nuestra marca debemos seguir trabajando para mantenerla y ser capaces de aumentar nuestra influencia.

Ser realistas y consecuentes. No centrarnos sólo en nosotros mismos. Aprovechar las oportunidades que nos ofrece la curación de contenidos, pero dando  una mayor importancia a ser auténticos y originales. Estos deben ser los pasos a seguir para construir una buena marca personal.