Los riegos psicosociales

lapices rotos

Los riesgos psicosociales ocupan uno de los últimos puestos en la lista de las prioridades de la prevención de riesgos laborales. Las prioridades vienen determinadas por las consecuencias inmediatas de los riesgos físicos y de enfermedades y accidentes mortales y graves.

Sin embargo, en los últimos años se ha producido un desplazamiento importante de la actividad laboral hacia el sector terciario, como consecuencia del cual ha cambiado el perfil de los riesgos, aumentando los ocasionados por factores psicosociales.

La situación actual, de grave crisis económica,  incrementa la posibilidad de que se materialicen los riesgos psicosociales. Los estudios indican que en al año anterior, los casos derivados de estos supusieron más del 20% de las bajas laborales.

Factores como la globalización, los cambios en las organizaciones y en los sistemas productivos y la crisis económica dejan a los trabajadores expuestos  a los riesgos psicosociales de una manera más frecuente e intensa.

La LPRL, en su art. 4. y art. 15 determina que el planteamiento básico y primero consiste en la evitación del riesgo. Los riesgos psicosociales son, para la salud de los trabajadores,  riesgos reales, inmediatos, a medio plazo o a largo plazo. Como riesgos deben ser considerados de la misma manera que el resto ya que pueden afectar a los trabajadores de igual forma.

Deben adoptarse medidas que corrijan el estado actual. Es necesario la identificación, evaluación y control de los riesgos psicosociales en las organizaciones, con el fin de evitar las consecuencias que comportan para la salud y la seguridad en el trabajo

Estrategia de contenidos.

estrategia

Una buena estrategia de contenidos es fundamental  para alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto para atraer clientes y fidelizar a los ya existentes utilizando el social media. Debemos ofrecer una propuesta congruente en torno a la filosofía de la empresa y su mensaje fomentando  el dialogo en torno a la marca.

Al comenzar a plantearnos nuestra estrategia debemos hacernos algunas preguntas: ¿Qué ofrecemos a nuestro público? ¿Qué podemos ofrecerle que le resulte atractivo? ¿Qué ofrecemos que hace diferente a nuestro producto o servicio? El valor es la respuesta a esas preguntas, y es lo que hará  nuestros clientes nos  valoren y nos compren.

Tenemos que fijar una estrategia en medios sociales clara, partiendo de un proceso que nos ayude a definirla, por tanto debemos tener en consideración los siguientes aspectos:

-          Definir nuestros objetivos. Preguntarnos ¿Qué es lo que queremos conseguir?

-          Dotar nuestro plan con los recursos necesarios para llevarlo a cabo

-          Establecer  nuestro Target. ¿Cuál es nuestro público?

-          Determinar  el tiempo que tenemos para llevar a cabo nuestro plan. Fijar plazos.

-          Estimar los costes y las necesidades de capital humano y recursos materiales.

Cada vez son más las empresas convencidas de la necesidad de desarrollar una estrategia de contenidos efectiva. Los estudios realizados indican que las empresas que ya trabajan con contenidos  tienen previsto, para el año próximo, incrementar sus presupuestos destinados a estrategia de contenidos.

Esos mismos estudios indican que estas empresas se enfrentan a una serie de retos al desarrollar su estrategia. La falta de tiempo, la necesidad de generar contenido suficiente, que el contenido resulte realmente interesante para la audiencia o el disponer de presupuesto suficiente son algunos de ellos. Por ese motivo, muchas empresas externalizan el servicio contratando a profesionales.

Los clientes demandan, cada vez más, un contacto directo. No basta con ofrecer un buen producto o servicio. Las personas quieren identificarse con aquello que consumen, quieren hacerlo suyo, necesitan conocer la empresa, sus valores y su filosofía, adoptarlos, generando engagement a través de los social media.

Externalizar la creación de contenidos.

 

externalizarLa externalización de servicios, outsourcing, es una opción cada vez más utilizada por las empresas para gestionar el marketing digital. Los factores que las llevan a ello son fundamentalmente dos:el factor de especialización y el factor económico.

El outsourcing permite a las empresas dejar su presencia en las redes en manos de profesionales especializados que les ofrecen un servicio cualificado. En cuanto al factor económico, las empresas deben entender el esfuerzo económico destinado al marketing digital como una inversión, no como un gasto.

¿Por qué una inversión? Porque los beneficios que ofrece a las empresas su presencia activa en las redes sociales son de gran importancia: captación de clientes y fidelización de los que ya poseen; aumento de la visibilidad de la marca, posicionamiento de la empresa en sus mercados; conocer la opinión que existe sobre la empresa.

Muro

En un mundo en el que  todo se mueve en torno a la información y  la comunicación. ¿Quién mejor que las propias empresas para transmitir su imagen? Las redes sociales son el canal adecuado para difundirla. Contratar servicios especializados es el mejor método para conseguirlo.

Sin embargo, las empresas no deben caer en el error de dejar únicamente en manos de la firma contratada el marketing digital. La empresa es quien mejor   conocimiento tiene  de sí misma, de sus proyectos y sus objetivos. La comunicación debe ser fluida entre la empresa y los profesionales de marketing digital contratados. De esta manera aumentarán  las posibilidades de éxito, y la consecución de los objetivos.